martes, 2 de septiembre de 2008

Carreras

Buscan debajo de la cama, en el placard su calzado más cómodo para enfrentar la puerta de salida. Lo hacen con una razón, con una simple razón: Poder correr, volar sin tener la necesidad de pisar las baldosas. Solo por ganar minutos, sin saber que luego tendrán que utilizar en algo todo eso que acumularon. La sociedad los invita a creerse miembros de ella abalando que lo fundamental es ahorrar tiempo, invertirlo. Están seguros que así serán realmente felices, haciendo lo que prefieren, sin cruzarse o chocarse con sombras desconocidas.
Ellos aparecen y desaparecen en las calles. Corren, siempre corren, sin detenerse a pensar que el verdadero sentido de la vida no es acumular horas de ventaja, sino caminar sintiendo cada pisada; inhalar el aire, exhalarlo apreciando el color de los árboles en un día tan gris.
No razonan, no comprenden, solo buscan ganar con su más cómodo calzado. Creen que así saldrán invictos en las tristes carreras de sus vidas.

1 comentario:

Villana de turno dijo...

Che esta muy bueno!

Perdon por mi ignorancia, lo escribiste vos?


Che, esta muy bueno tu blog. me gusta lo que dice.

Te hace reflexionar.

Abrazo!